Zaha Hadid, arquitecta de un mejor destino para miles de mujeres en Oriente

Las mujeres construyen sus sueños día a día y Zaha Hadid decidió construirlos a través de la arquitectura. Originaria de Bagad, Irak, dadas las condiciones de exclusión educativa de su país de origen, migró a Líbano, donde estudió Matemáticas en la Universidad Americana de Beirut, la mejor universidad del país.

Zaha Hadid hizo de las Matemáticas una herramienta imprescindible para diseñar sus grandes proyectos arquitectónicos enmarcados dentro de la corriente del deconstructivismo. Se formó en la Architectural Association School of Architecture de Londres, a fines de los setenta estableció su propio estudio y empezó su carrera profesional a lado de otros grandes de la arquitectura como Rem Koolhaas y Elia Zenghelis, quienes fueron sus profesores y mentores.

Enfrentó los prejuicios de ser mujer en un mundo cuyas élites profesionales estaban (y continúan estando en muchos sitios) dominadas por hombres, supo afrontar la adversidad gracias a su trabajo innovador que poco a poco comenzó a tener eco en los principales foros de arquitectura del mundo. Los museos fueron su grande afición aunque su ingenio, creatividad e innovación le llevaron a diseñar puentes, torres, centros culturales, centros acuáticos, entre otros espacios que buscaron en todo momento lograr una mayor integración cultural en las ciudades.

Fue una mujer que rompió sus propios límites y también como ella lo decía, buscó fragmentar los límites de la arquitectura. Lugares como el Centro Cultural la Heydar Aliyevfue de Bakú, el Museo Nacional de Arte del Siglo XXI de Roma y el Centro de Arte Contemporáneo Rosenthal de Cincinati, son ejemplo de ello. Su legado arquitectónico superó los planos, pues motivó a que más chicas de Oriente Medio estudiaran arquitectura y urbanismo: veían en Zaha un referente a seguir.

muj1Zaha fue galardonada con los mejores premios de arquitectura del mundo: el Mies Van Der Rohe en 2003, el Praemium Imperiale en 2009 y el más trascendente de todos: el Premio Pritzker en 2004, considerado el Premio Nobel de arquitectura, siendo la primer mujer en ser condecorada con este galardón.

Lamentablemente, en marzo de este año producto de las complicaciones de una bronquitis, Zaha Hadid murió de un ataque cardiaco en Miami a los 65 años, dejando inconclusos proyectos de reestructuración en Bilbao, Sevilla y Barcelona. Su legado sigue vigente con sus construcciones dispersas por todo el mundo y sobre todo, siendo ejemplo a seguir por parte mujeres que en Oriente Medio apuestan a superarse a través de los planos y empoderándose derribando fronteras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s